Los Jóvenes y el TOC

¿Cómo es la vida para los adolescentes y niños que tienen TOC?

Al menos 1 en 200 niños y adolescentes en los Estados Unidos tiene TOC. Comprender el especial impacto que tiene el trastorno en sus vidas es importante para ayudarlos a encontrar el tratamiento apropiado. Algunas cuestiones comunes del TOC en los niños y adolescentes son las siguientes:

Rutinas Interrumpidas: El TOC puede hacer la vida diaria muy difícil y estresante para los niños y adolescentes. Por la mañana, sienten que deben hacer sus rituales correctamente, o de lo contrario el resto del día no saldrá bien. Por las noches, tienen que completar todos sus ritos compulsivos antes de dormirse. Algunos niños y adolescentes permanecen despiertos hasta muy tarde debido a su TOC, y están agotados al día siguiente.

Problemas en la Escuela: El TOC puede afectar las tareas, la atención durante las clases, y la asistencia escolar. Si esto sucede, usted debe ser un auxiliar para su niño. Es su derecho, bajo el Individuals with Disabilities Education Act (IDEA) solicitar a la escuela, los cambios que sean necesarios para ayudar a su niño a tener éxito.

Quejas Físicas: El estrés, la mala nutrición, y/o la falta de sueño pueden hacer que un niño se sienta físicamente enfermo.

Relaciones Sociales: El estrés de esconder los rituales de sus compañeros, el tiempo perdido con las obsesiones y compulsiones, y la manera en que reaccionen los amigos a su comportamiento TOC, puede afectar las amistades.

Problemas Con el Autoestima: Los niños y adolescentes tienen miedo de estar “locos” porque su pensamiento es diferente del de sus amigos y familia. Su autoestima puede estar afectada negativamente si el TOC les ha causado vergüenza o se han sentido “raros” o “fuera de control.”

Problemas Con el Manejo de Enojo: Esto sucede cuando los padres no están dispuestos (¡o no están capacitados!) para cumplir con las demandas del TOC del niño. Incluso cuando los padres implementan límites razonables, los niños y adolescentes con TOC pueden ponerse ansiosos y enojarse.

Problemas Adicionales de Salud Mental: Los niños y adolescentes que padecen TOC son más propensos a tener problemas adicionales de salud mental que los que no tienen este trastorno.

A veces estos otros trastornos pueden ser tratados con la misma medicación recetada para el TOC. Depresión, trastornos adicionales de ansiedad, y Trichotillomania pueden mejorar cuando el niño toma medicina anti-TOC. Por otro lado, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (ADHD), trastornos de tics, y trastornos de comportamiento disruptivo usualmente requieren tratamientos adicionales, incluyendo medicación que no es específica para el TOC.